Salto al Cielo es un grupo agroalimentario fundado en 1967 por Luis López de Carrizosa Ybarra. Durante sus más de 40 años de existencia este grupo familiar ha reunido una serie de hectáreas de terreno divididas en cuatro fincas ubicadas en la campiña de Jerez y en San José del Valle.

Uniendo Tradición, Constancia, Trabajo e Innovación, el Grupo Salto al Cielo genera un importante volumen de negocio en los sectores de la agricultura, la ganadería, la agroalimentación y el turismo rural. Además cuenta con una pequeña Bodega denominada Conde de Peraleja donde se crían los vinos Amontillado, Oloroso, Pedro Ximénez y Cream Salto al Cielo.
 

 

El origen

La finca Salto al Cielo es, por su historia, el estandarte de este grupo, ya que pertenece a la familia desde mediados del siglo XIX. Cuentan archivos y leyendas que allá por el siglo XVIII los monjes cartujanos mandaron a construir la segunda Cartuja de Jerez, que finalmente terminó en una pequeña capilla a sólo 8 kilómetros de la Cartuja de Nuestra Señora de la Defensión. Su enorme cúpula otea impasible la campiña jerezana y el curso del río Guadalete, mientras que en su interior dice la leyenda que los monjes enfermos y moribundos esperaban con calma el definitivo “Salto al Cielo”. Ya en el siglo XXI, esta capilla y la hermosa finca que la rodea son el ejemplo de que tradición e innovación significan garantía de futuro.